Sobre mí

Mi nombre es Marisol Rondinel, Matrona y Consultora Internacional de Lactancia Materna (IBCLC).

Y si al terminar mis estudios de Obstetricia y Salud reproductiva (los de IBCLC vinieron más tarde) alguien me hubiera dicho que no serían suficiente para tener éxito en mi propia lactancia, no lo habría creído.

Tenía algo más de 3 años cuando presencié mi primer parto. Bueno, igual presenciar es mucho decir.

Mientras llegaba el bebé, yo esperaba paciente en la habitación de al lado. Pero, apenas vio la luz, ahí que me planté, en primera fila para verle la carita. Debió de ser bastante impresionante porque, todavía hoy, si cierro los ojos puedo ver a ese primer recién nacido como si lo tuviera enfrente. Por cierto: el bebé era mi hermano.

Mi madre (como tantas otras mamás a las que acompañaría en su parto muchos años después) dio a luz en casa en un parto natural y aquella decisión suya hizo que yo pudiera compartir el momento de una manera impensable con los protocolos de un entorno medicalizado.

Es posible que las emociones de aquella experiencia tuvieran algo que ver en mi decisión de formarme como matrona, pero desde luego, esa no fue la única razón.

“El 95% de la mujeres podemos amamantar”

Cuando nació mi hijo Marcel yo ya había acompañado a cientos de madres en su parto y posparto.

Confiaba en la capacidad que tenemos las mujeres de dar a luz y de amamantar y, gracias a mi formación, contaba (o eso creía yo) con todos los conocimientos necesarios para que todo fluyera.

¿Te imaginas cómo me sentí al salir del hospital con mi bebé en brazos, los pezones llenos de grietas y el dolor de pechos más horrible que puedo recordar?

Algo no estaba bien.

Pero por más que buscaba ayuda, no la encontraba: ni mis compañeras matronas, ni los pediatras… ¡ni yo misma era capaz de identificar lo que pasaba! Ya no podía más.

Y entonces llegó.

“Marisol, tu bebé tiene un frenillo que lo complica todo”.

Fue una consultora de lactancia la que me dio el diagnóstico.

La primera con quien yo traté en mi vida y la que, con esa frase tan simple, me dio el impulso que necesitaba para salvar mi lactancia (¡mira si me ayudó que al final duró 6 años!).

No puedo darte una única razón por la que me formé como matrona, pero, sin ninguna duda, el horrible comienzo de mi lactancia fue la clave para que me especializara en esta área.

En 2018 me certifiqué como Consultora Internacional de Lactancia Materna (IBCLC).

Desde entonces, todos esos conocimientos y experiencias me permiten ayudar a otras mujeres a empoderarse en un periodo tan especial como es la maternidad. Me permiten ayudarte a ti. Escucharás muchas experiencias e historias distintas. Quizás incluso tú ya tienes las tuyas propias si ya eres mamá. Las dudas y los miedos vendrán a visitarte (¡casi siempre lo hacen!) Y es normal.

Pero que sea normal no significa que debas resignarte y vivirlo sola. La manera en la que afrontas las dificultades cuando se presentan marca la diferencia, y mi propósito es acompañarte y asesorarte para que puedas olvidarte de sufrir esta etapa (o simplemente pasarla como un mero trámite) y comiences a disfrutarla.

Nunca es pronto (¡ni tarde!) para que empieces a prepararte. Para que todo fluya, es importante que tengas a tu alcance las herramientas correctas. Y juntas lo vamos a hacer posible.

Mis clientas dicen…

“Quería darte las gracias por el curso Naciendo en Calma. Tuve un parto natural, a pesar de romper aguas y que mi ginecólogo insistiera para empezar con oxitocina casi en cuanto llegué al hospital. Al final, aplicando varias de las técnicas que hablamos en el curso ¡fue un parto muy rápido! El propio ginecólogo se quedó alucinado porque llegué al hospital de 2cm y sin contracciones y ¡en cuestión de 5 horas di a luz! ¡Muchísimas gracias!”.

LAURA B

La misión de Les Müms

Les Müms nace con el claro propósito de responder a las necesidades de

01

Mujer

Poniendo a tu disposición atención personalizada y tiempo de calidad, desde la empatía y el conocimiento. La salud de las mujeres hay que cuidarla siempre. Y durante la maternidad aún más.

02

Recién Nacido

Facilitando su adaptación a este lado de la piel a través del apego y marcando desde el embarazo las estrategias que se adapten a sus necesidades nutricionales. Nacer ya es en sí mismo lo suficientemente duro. ¡Pongámoselo fácil!

03

Sociedad

Desterrando mitos y falsas creencias colectivas y poniendo al alcance de todos información actualizada. Siempre buscando promover la lactancia materna y la crianza respetuosa.

¿Estás preparada?

Yo confío en ti, en la sabiduría de tu cuerpo, en el instinto de tu bebé. Y también confío en la fuerza del asesoramiento para hacerte fuerte cuando te asaltan las dudas y las energías flaquean. Estoy aquí para acompañarte.

Tú solo dime cómo.

Ellas ya lo han comprobado:

Newsletter

¡Te mandaré 1 o 2 correos al mes para compartir contigo todo el contenido que pueda ayudarte a vivir una maternidad empoderada!